MOTOROLA MOTO X, O CÓMO DEBERÍAN PROGRESAR LOS SMARTPHONES

Posted on

Imagen

 

Sin duda la presentación del Motorola Moto X, antes conocido y rumoreado como Motorola X Phone, ha sido uno de los acontecimientos que más han llamado la atención a los más geeks de Android, ya que se tenían muchas esperanzas depositadas en este proyecto, había muchas espectativas de que se convirtiera en el mejor de los smartphones con Android y que sería un rival que haría temblar al iPhone; y nos ha decepcionado…o no.

Puede que el hardware no sea el más potente, ni la pantalla la de mayor resolución, ni tiene el procesador de más núcleos o con la mayor frecuencia, ni la cámara con más megapíxeles. No tiene nada de eso, pero la pregunta es: ¿de verdad es necesario todo eso para ofrecer la mejor experiencia Android nunca vista?

La verdad es que deberíamos pararnos a pensar en lo que de verdad importa, o nos importa, de un smartphone. El moto X está intentando poner fin a la ridícula carrera en la que se ven inmersos los fabricantes, una carrera en la que nos venden cifras, en la que quien tiene la pantalla más grande es mejor, en la que no hay límite para los núcleos del procesador, una carrera por el absurdo.

El moto X intenta demostrarnos que no hace falta una resolución fullHD para que una pantalla de 4,7 pulgadas se vea estupendamente bien (siempre habrá quien diga que distingue entre 320ppp y 400ppp, pero nunca sabremos si dice la verdad), y es que a partir de la comunmente llamada resolución retina, lo único que conseguimos con más píxeles en la pantalla es ralentizar y sobrecargar el funcionamiento del procesador.

También nos demuestra que lo importante no es el número de núcleos de un procesador, sino como se gestionan y a que se dedican esos núcleos: el Moto X equipa un procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro dual-core a 1,7 Ghz (oh, no! un smartphone gama alta con procesador dual core y que además funciona fluido y sin lag!!) al que motorola a añadido un procesador independiente para la síntesis de voz y otro para gestionar los sensores.

Con todo ello se consigue un teléfono que te escucha en todo momento (puedes despertarlo simplemente pronunciando “ok google now”) y con un nuevo y avanzado sistema de notificaciones en pantalla, que no por ello gasta demasiada batería. Es decir, conseguimos un teléfono inteligente un poco más inteligente.

Otro ejemplo de ello es su cámara, que con 10 Mpx y un buen software dedicado a sacarles el máximo partido consigue resultados sorprendentes.

En este sentido parece que Google y Motorola sí que han puesto a Apple en el punto de mira, tratando de aprender de su oponente para poder vencerle, ya que el iPhone últimamente se ha caracterizado por no vender cifras, sino una experiencia de usuario limpia, simple y muy rápida, un teléfono no potente pero sí efectivo. Y en este espejo se ha mirado Motorola para desarrollar el Moto X, un smartphone que por hardware podríamos considerar de gama media pero sin embargo se vende como gama alta, al precio de un gama alta. Si echamos un vistazo a las ventas de Apple, parece que esto no importa demasiado al cliente tipo de un iPhone, ya que no busca especificaciones punteras, sino un teléfono de calidad que haga lo que le pides en cuanto se lo pides, que te distraiga poco y no comprometa tu productividad.

Motorola también ha hecho los deberes en lo que a calidad y materiales se refiere, pero poniendo especial atención a algo que a Apple se le suele olvidar, y la principal razón por la que Android es tan querido y especial, y a su vez tan distinto de iOS, la personalización. Y es que la carcasa trasera del Moto X la podemos pedir casi en cualquier acabado que se nos ocurra, y además podemos personalizar cosas como el anillo de la cámara e incluso pedirlo con un grabado personalizado en la parte trasera.

Imagen

 

En definitiva, podemos decir que este Moto X se acerca a lo que busca un cliente de Apple, aunque sin traicionar demasiado los principios de Android, con una pantalla amplia y cómoda pero que no penaliza la portabilidad del equipo. Un smartphone elegante y ergonómico que hará las delicias de más de uno.

Visto esto, está claro el cometido que Google le ha encomendado a este Moto X: parecerse al iPhone para robarle cuota de mercado a este teléfono en EEUU, uno de los únicos sitios en los que Apple no ha sucumbido al dominio de Android.

Aunque sospecho que a los más puristas de Android seguramente les gustará más el próximo Nexus 5, que según los rumores será tambien fabricado por Motorola, y a un precio más o menos contenido, como nos tiene acostumbrados Google desde el Nexus 4.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s