Mes: octubre 2013

HTC ONE MAX

Posted on Actualizado enn

Imagen

Los phablets están de moda, eso es algo que ya casi prácticamente nadie puede negar; los fabricantes se han embarcado en una carrera sin meta por ver quién la tiene más grande (la pantalla, por supuesto), y si hace no más de dos años y medio las 5,3 pulgadas del primer Galaxy Note nos parecían descomunales, ridículas incluso, hoy en día con las 5/5.2 pantallas como estándar para la gama alta, los phablets han tenido que buscar su sitio en diagonales aún mayores.

Con el Galaxy Note 3 de Samsung ya presentado, HTC no podía tardar mucho en dar a conocer a su mayor rival si no quería quedarse atrás, algo que sería desastroso para la situación de angustia económica que sufre la marca. Y así ha sido, ya tenemos entre nosotros al nuevo HTC One Max, la apuesta de HTC por el “gran” segmento de moda.

Imagen

Debido a problemas con Qualcomm, derivados de la situación económica de la compañía que os comentaba, HTC no ha podido montar el aclamado y reconocido procesador Snapdragon 800 en su buque insignia para lo que queda de año, quedándose un paso por detrás, en el también excelente Snapdragon 600. Flaco favor le hace el fabricante de procesadores a una de las empresas que más ha hecho por el sistema operativo Android y por el ecosistema de smartphones. Este procesador está acompañado por 2GB de RAM y GPU Adreno 320, calcando en este aspecto la configuración de su hermano el HTC One.

Como no podía ganar a su mayor rival en procesador, en HTC han pensado que podrían ganarle en pantalla, al menos en tamaño de pantalla, incorporando un impresionante panel Super LCD 3 de 5,9 pulgadas con resolución fullHD (374ppp), que ofrece todas las ventajas de la tecnología IPS sobre la Amoled, como son una mejor visibilidad en exteriores y una interpretación de los colores más realista.

Imagen

Este tamaño de pantalla junto con la incorporación de los dos altavoces frontales BoomSound y la utilización de materiales de altísima calidad como el aluminio hace que el smartphone tenga una apariencia premium, pero como contrapartida también hacen que el dispositivo se haga demasiado grande y pesado como para utilizarlo con una sola mano. No en vano sus dimensiones son de 164.5×82.5×10.29 mm y su peso de 217 gramos: no apto para todos los bolsillos (y no por el precio).

En cuanto a software nos encontramos con Android Jelly Bean 4.3, la última versión del sistema de Google, personalizada con la capa sense de HTC, la versión 5.5, con Blinkfeed (desde ahora desactivable) y otros añadidos de interés.

Como novedad tecnológica curiosa encontramos el sensor de huellas dactilares en la parte trasera del terminal, siguiendo la tendencia marcada por el iPhone 5s, y añadiendo funcionalidades como el desbloqueo con varios dedos para acceder a apps preseleccionadas.

Comparte también la cámara ultrapíxel del One y la cámara frontal, además de la opción de 32 GB de almacenamiento. Sin embargo lo que no comparte  con el One el la capacidad de la batería, que en este caso es de 3300 mAh, y tenemos la posibilidad de insertar una micro sd y retirar la tapa trasera (ojo, según parece la batería no se puede sacar).

Cómo veis, a todas luces parece una versión vitaminada del HTC One con más pantalla, más batería (para compensar el gasto energético) y algunas funciones extra. ¿Preparado para competir con la nueva generación de súper phablets? Tiene competencia muy dura, pero a los fans del buen diseño y calidad de materiales del One a buen seguro les atraerá.

Nada fijo se sabe aún sobre el precio de comercialización del dispositivo, sólo que se podrá comprar con una funda que mejoraría su autonomía con otros 1200mAh.

Anuncios

RESUMEN GP COREA DE F1: MÁS DE LO MISMO

Posted on Actualizado enn

Imagen

Otro domingo más hemos sido testigos de una nueva victoria del piloto alemán Sebastian Vettel, que ya suma 8 en esta temporada (ningún piloto ha perdido un mundial con tantas carreras ganadas). Y es que si ya se intuía durante el día de ayer que la carrera podía ser de las que le gustan a Sebastian, durante el día de hoy se ha demostrado.

La parrilla de salida situaba a Vettel en la pole (como de costumbre), seguido de Hamilton, Grosjean, Rosberg y , en quinto lugar Fernando Alonso, con Massa, Hulkenberg, Esteban Gutiérrez y Kimi Raikkonen completando el top 10, y con Webber desplazado hasta la decimotercera posición tras la penalización que le impusieron por el curioso incidente que tuvo en Singapur (y en el que Fernando Alonso tuvo que actuar de taxista).

En la salida el piloto asturiano intentó escalar posiciones, tal como nos tiene acostumbrados, pero su avance se vio frenado por Rosberg, que le hizo pisar la moqueta y perder tracción, lo que lo hizo quedarse atrancado en la posición inicial, pero las cosas todavía podían ponerse peor: en la frenada de la primera recta Massa trompea, forzando a Fernando a esquivarlo y propiciando que éste sea adelantado por Hulkenberg.

Y a partir de aquí comenzará una lucha sumamente frustrante por tratar de adelantar al piloto alemán, que se aprovechaba de la velocidad punta del Sauber para salir indemne de las intentonas de adelantarle del piloto español, incluso con el DRS; mientras unos puestos más adelante el francés Romain Grosjean se afanaba en intentar no perder a otro alemán, de nombre Sebastian, que se está ganando fama de imbatible.

En las vueltas sucesivas el ritmo del Ferrari se fue yendo a menos y Raikkonen no dudó en aprovecharlo, adelantando a Fernando; mientras tanto Hamilton y Rosberg se peleaban por la última posición del podio, pugna que acabó con el alerón de Rosberg descolgado y rozando contra el asfalto, forzándolo a entrar a boxes.

Las posiciones se mantuvieron prácticamente invariables, y la carrera sólo se animaría ligeramente con los dos safety car que salieron pasada la mitad de la carrera, el primero de ellos provocado por el reventón que sufrió Sergio Pérez en la vuelta 30, y el segundo protagonizado por uno de los pilotos con menos suerte en este deporte, Mark Webber, que acabó con su coche ardiendo (otra vez) tras un toque con Sutil en la vuelta 37 que apenas dio tiempo al safety car a volver a salir.

Al relanzarse la carrera, Alonso trató de adelantar a Hamilton en varias ocasiones, lo que nos ofreció algunas imágenes dignas de ver, pero de nuevo el de rojo fracasó en su intento. Lo mismo le pasaría a Hamilton al tratar de adelantar a Hulkenberg, que a base de velocidad punta y una buena conducción se vio aguantando el tipo con dos campeones del mundo pisándole los talones.

Mientras tanto, Raikkonen, que protagonizó otra de sus increíbles remontadas a base de conservar neumáticos y sin hacer mucho ruido, quería ser él quien persiguiera a Vettel, quitándose de en medio a su compañero de equipo. Pero Vettel demostró una vez más que si quiere puede sacar del coche un rendimiento realmente impresionante, y no dió ninguna opción, alzándose con  su cuarta victoria consecutiva.

Su victoria junto con la sexta posición de Fernando Alonso hacen que Vettel pueda ser campeón matemático en Japón si gana y el español acaba por debajo de la novena posición.

Y así quedaron las posiciones finales tras 55 vueltas:

Imagen

Otra estadística a destacar es el alto porcentaje de coches de seguridad que hacen aparición en este circuito: 7 veces en 4 años.

Esto es todo por hoy, os espero muy pronto aquí en starkintech con las 3 mejores tablets android que se pueden comprar por menos de 150 euros.