Juegos

ASPHALT 8 AIRBORNE, ANÁLISIS

Posted on Actualizado enn

Imagen

Como prometí hace un par de días, hoy me dispongo a analizar el recién presentado Asphalt 8: Airborne, el último título de una franquicia que se está ganando un nombre en el territorio de los juegos de carreras para plataformas móviles; algo parecido a la fama que se ganó need for speed en sus primeros años para videoconsola.

El juego está disponible desde el pasado 22 de agosto en la AppStore y en Google Play a un precio de 0,89 euros, y para ir abriendo boca os dejo con el tráiler promocional:

En este nuevo juego Gameloft nos ofrece un estilo de conducción de lo más arcade (más aún si cabe que en Asphalt 7) que nos brinda largas horas de diversión y acción.

Nada más abrir el juego, tras la pantalla de inicio nos encontramos un menú atestado de opciones que puede llegar a abrumar en un primer momento, pero que una vez te familiarizas con él se va haciendo más intuitivo y utilizable. Se ha modernizado la estética de todos los menús y se ha simplificado el acceso a las carreras mediante una vista de cuadrícula en la que veremos las carreras disponibles en nuestro nivel.

Imagen

El modo historia está dividido en 8 temporadas, cada una con un nombre que alude a anteriores versiones de Asphalt (así, la temporada 4 se llama elite racing, la 6 adrenaline, la 7 heat, y así), cada una de ellas con entre 12 y 33 carreras, por lo que podemos ver tenemos aseguradas unas cuantas horas de juego antes de “pasárnoslo”.

Conduciremos en una gran variedad de circuitos y escenarios distintos donde podremos dar rienda suelta a la imaginación y conducir el coche por infinidad de atajos, rampas, túneles…

La dinámica del juego es variable según el tipo de carrera (clásica, eliminación, infección…), pero en casi todos los tipos además de correr debemos derrapar, derribar rivales y hacer acrobacias para conseguir más nitro o para cumplir objetivos. Al cumplir estos objetivos ganaremos dinero, estrellas y experiencia, lo que nos hará ir progresando en el juego.

Cuanto más dinero tengamos, más podremos gastar en comprar nuevos coches o mejorar los que ya tenemos.

Imagen

Lo más destacable sean quizá las acrobacias, dando un giro de tuerca en el género y añadiendo grandes dosis de diversión y espectacularidad (es algo parecido a lo que podíamos hacer el riptide GP, pero claro, con coches queda bastante más emocionante). Pero lo más sorprendente de todo es que han conseguido un juego muy divertido sin que parezca surrealista o alejado del género de carreras de coches, que es su esencia. Los gráficos y las físicas de conducción tienen parte que ver en esto.

La experiencia de juego es fluida y sin parones, lo que indica que el juego está bien optimizado para poder jugarlo sin problemas en un gran número de terminales (yo lo probé en un HTC One X, que es mi actual smartphone, y que ya no es lo que se dice gama alta). Esto no quiere decir que vaya a ir fluido en un Galaxy mini o un ace, pero tampoco necesitamos un S4.

Imagen

La otra gran novedad es el modo infección, en el que el último piloto se “infecta” con nitro ilimitado y va golpeando a los otros pilotos.

Como en todos los juegos, tenemos compras in app, pero en este caso no son tan odiosas e indispensables como en otros juegos, nada que no podamos suplir con nuestra habilidad (recordemos que es un juego de pago, aunque sea barato).

El catálogo de coches es bastante amplio para el tipo de juego e incluye algunas rarezas como en lamborghini veneno (que hace de portada del juego), el audi r8 e-tron, mercedes sls electric, gta spano, ferrari fxx o el rarísimo mercedes benz silver lightning, además de otros más mundanos como el audi rs3 o el toyota gt 86.Imagen

Disponemos además de un modo online en el que podremos unirnos a salas multijugador con otros usuarios al más puro estilo autolog (motor online de nfs).

La dificultad va en aumento conforme aumentamos niveles y cada vez es más fácil tener un accidente.

Podremos compartir nuestros resultados en facebook o google+ y sincronizar nuestras partidas con google play games, y, nunca está de más decirlo, es compatible con el mando Moga Controller, por si quieres convertir tu Android en una videoconsola portátil.

Imagen

Respecto al Asphalt 7 es notable un aumento de la dificultad, así como de la acción y la diversión; y un pequeño detalle que quizá parezca insignificante: los coches se ven un poco más pequeños para dejar más espacio el la pantalla al entorno, algo apenas perceptible.

En definitiva, un juego con el que podremos pasar largos ratos de entretenimiento y diversión a cambio de unos casi ínfimos 90 céntimos, lo único que se me ocurre decir ahora es que sin duda merece la pena y no te arrepentirás si lo compras. Si siguen así, la franquicia Asphalt se va a colocar en un lugar de referencia en el género de juegos de carreras para dispositivos móviles, aunque la competencia es dura, y ni EA con su saga nfs (esperando la versión Android de “Rivals”) ni Firemonkeys con su Real Racing 3 se lo van a poner fácil.

Descárgalo en:

Google Play https://play.google.com/store/apps/details?id=com.gameloft.android.ANMP.GloftA8HM&hl=es

Apple AppStore: https://itunes.apple.com/es/app/asphalt-8-airborne/id610391947?l=en&mt=8

Cualquier duda que tengáis sobre el juego, sobre algo relacionado con él o sobre este blog en general podéis dejarla en los comentarios, o tambien podéis comentar para decir “Hola” si no se os ocurre nada mejor….