Xperia

NOVEDADES DE SONY EN EL IFA 2014: NUEVA GAMA XPERIA Z3 Y NUEVOS WEARABLES

Posted on Actualizado enn

z3-family-4d547e568be15ad2f77e09bc061d692b-940

En el primer día del IFA de Berlín Sony ha aprovechado para mostrar al mundo sus nuevos productos para esta segunda mitad de 2014, entre los que encontramos dos smartphones, una tablet (todos ellos con Android 4.4.4 KitKat, como no podía ser de otra manera) y dos wearables que componen un gran portfolio de novedades:

SONY XPERIA Z3

xperia-z3-white-1240x840-430fa6376c394cf59a94a9edca67ed7d

La evolución lógica de su buque insignia, el Xperia Z2, al que mejora en algunos aspectos como el procesador, que ahora es un Snapdragon 801 a 2,5Ghz, o el aspecto físico, que se ha visto favorecido por unos biseles laterales más estrechos y una reducción en el grosor, que se queda en 7,6 mm y el peso, que baja hasta los 154 gramos. También mejora la resistencia al agua, que pasa de IP58 a IP68, pudiendo sumergirse ahora hasta 2 metros de profundidad.

Con tanta mejoría es extraño ver un recorte en la capacidad de la batería, que pasa de 3200 mAh a 3100, aunque desde Sony comentan que la mejora del modo estamina compensará este pequeño recorte. Mantiene los 3 GB de RAM, las opciones de almacenamiento (16 GB más micro SD) y la conectividad (4G, NFC, MHL, etc.)

xperia-z3-gallery-02-1240x840-7f9c3efd66f82c2cb3dedaa4213fa923

La pantalla se mantiene en 5,2 pulgadas IPS, aunque es cierto que es apreciable una cierta mejoría en el brillo, que llega ahora a 600 nits, y los ángulos de visión.

La cámara mantiene los 20 Mpx y la capacidad de grabar en 4k, pero en esta ocasión el rango del ISO aumenta hasta los 12800.

Estará disponible próximamente por 699 euros en color negro, blanco, cobre y verde menta.

SONY XPERIA Z3 COMPACT

z3compact

La renovación del Z1 Compact llega manteniendo gran parte del hardware del Z3, de hecho, las especificaciones son calcadas exceptuando la pantalla, que en esta ocasión es de 4,6 pulgadas y resolución HD 720p, y la RAM, que se ve reducida hasta los 2 GB.

Respecto al Z1 Compact consigue apliar en 0,3 la diagonal de la pantalla sin variar en absoluto las dimensiones del dispositivo (127 x 64,9 mm). Además Sony ha conseguido reducir el grosor (8,65mm) y el peso (129 gramos) y ha aumentado la capacidad de la batería hasta 2600mAh, lo que se antoja será más que suficiente para tener una gran autonomía si tenemos en cuenta su reducida pantalla.

13_Xperia_Z3_Compact

En la paleta de colores disponibles nos encontramos blanco, negro, verde menta y rojo anaranjado.

Con todas estas mejoras, el Z3 Compact se perfila como un terminal muy equilibrado, sin fisuras y con un tamaño muy cómodo que lo hace rivalizar directamente con el presunto iPhone 6 y lo deja casi sin rivales en el panorama Android. Por 499 euros es una opción muy a tener en cuenta.

SONY XPERIA Z3 TABLET COMPACT

xperia-z3-tablet-compact-black-1240x840-769dca291eaf20846d5c07bcbf233b34

Con este tablet increíblemente fino (6,4mm de grosor) e increíblemente ligero (269 gramos) Sony se mete de lleno en el concurrido segmento de las 8 pulgadas. Con una pantalla fullHD 1920×1200, procesador Qualcomm Snapdragon 801 a 2,5 Ghz y 3 GB de RAM se perfila como una de las mejores tablets android del año, con perdón de la nvidia shield tablet y a la espera de la Nexus 9.

Como es habitual en los productos de Sony encontramos protección IP68, además cuenta con cámaras de 8,1 y 2,2 Mpx y toda la conectividad que podamos esperar, además de soporte para hacer streaming con PS4, algo que comparte con sus hermanos smartphones.

xperia-z3-tablet-compact-gallery-03-1240x840-7c5d9d550cf211e5ad46bd9b9033e25f

En el apartado de almacenamiento encontramos versiones de 16 o 32 GB con microSD

Con un precio de 379 euros será una dura rival para la Samsung Tab S 8.4

SONY SMARTWATCH 3

650_1000_smartwatch-3-swr50-live-in-style-708c92b5fb093e2c968fb410da7a7f0d-940

La firma japonesa no ha podido resistirse a las bondades de Android Wear y ha presentado una alternativa al Gear Live de Samsung y el LG G Watch, con unas especificaciones casi cacadas a estos.

Incluye protección al agua y al polvo IP68, GPS y 4GB de almacenamiento.

El precio está por determinar pero se rumorea en 249 euros.

SONY SMARTBAND TALK

smartband-talk-swr30-black-1240x840-be853124cb7ffcd5fbfe77b692c137f2

La pulsera cuantificadora de Sony se renueva añadiendo una pantalla de tinta electrónica, micrófono, altavoz y altímetro.

Llegará en octibre por 169 euros.

 

 

Anuncios

ASPHALT 8 AIRBORNE, ANÁLISIS

Posted on Actualizado enn

Imagen

Como prometí hace un par de días, hoy me dispongo a analizar el recién presentado Asphalt 8: Airborne, el último título de una franquicia que se está ganando un nombre en el territorio de los juegos de carreras para plataformas móviles; algo parecido a la fama que se ganó need for speed en sus primeros años para videoconsola.

El juego está disponible desde el pasado 22 de agosto en la AppStore y en Google Play a un precio de 0,89 euros, y para ir abriendo boca os dejo con el tráiler promocional:

En este nuevo juego Gameloft nos ofrece un estilo de conducción de lo más arcade (más aún si cabe que en Asphalt 7) que nos brinda largas horas de diversión y acción.

Nada más abrir el juego, tras la pantalla de inicio nos encontramos un menú atestado de opciones que puede llegar a abrumar en un primer momento, pero que una vez te familiarizas con él se va haciendo más intuitivo y utilizable. Se ha modernizado la estética de todos los menús y se ha simplificado el acceso a las carreras mediante una vista de cuadrícula en la que veremos las carreras disponibles en nuestro nivel.

Imagen

El modo historia está dividido en 8 temporadas, cada una con un nombre que alude a anteriores versiones de Asphalt (así, la temporada 4 se llama elite racing, la 6 adrenaline, la 7 heat, y así), cada una de ellas con entre 12 y 33 carreras, por lo que podemos ver tenemos aseguradas unas cuantas horas de juego antes de “pasárnoslo”.

Conduciremos en una gran variedad de circuitos y escenarios distintos donde podremos dar rienda suelta a la imaginación y conducir el coche por infinidad de atajos, rampas, túneles…

La dinámica del juego es variable según el tipo de carrera (clásica, eliminación, infección…), pero en casi todos los tipos además de correr debemos derrapar, derribar rivales y hacer acrobacias para conseguir más nitro o para cumplir objetivos. Al cumplir estos objetivos ganaremos dinero, estrellas y experiencia, lo que nos hará ir progresando en el juego.

Cuanto más dinero tengamos, más podremos gastar en comprar nuevos coches o mejorar los que ya tenemos.

Imagen

Lo más destacable sean quizá las acrobacias, dando un giro de tuerca en el género y añadiendo grandes dosis de diversión y espectacularidad (es algo parecido a lo que podíamos hacer el riptide GP, pero claro, con coches queda bastante más emocionante). Pero lo más sorprendente de todo es que han conseguido un juego muy divertido sin que parezca surrealista o alejado del género de carreras de coches, que es su esencia. Los gráficos y las físicas de conducción tienen parte que ver en esto.

La experiencia de juego es fluida y sin parones, lo que indica que el juego está bien optimizado para poder jugarlo sin problemas en un gran número de terminales (yo lo probé en un HTC One X, que es mi actual smartphone, y que ya no es lo que se dice gama alta). Esto no quiere decir que vaya a ir fluido en un Galaxy mini o un ace, pero tampoco necesitamos un S4.

Imagen

La otra gran novedad es el modo infección, en el que el último piloto se “infecta” con nitro ilimitado y va golpeando a los otros pilotos.

Como en todos los juegos, tenemos compras in app, pero en este caso no son tan odiosas e indispensables como en otros juegos, nada que no podamos suplir con nuestra habilidad (recordemos que es un juego de pago, aunque sea barato).

El catálogo de coches es bastante amplio para el tipo de juego e incluye algunas rarezas como en lamborghini veneno (que hace de portada del juego), el audi r8 e-tron, mercedes sls electric, gta spano, ferrari fxx o el rarísimo mercedes benz silver lightning, además de otros más mundanos como el audi rs3 o el toyota gt 86.Imagen

Disponemos además de un modo online en el que podremos unirnos a salas multijugador con otros usuarios al más puro estilo autolog (motor online de nfs).

La dificultad va en aumento conforme aumentamos niveles y cada vez es más fácil tener un accidente.

Podremos compartir nuestros resultados en facebook o google+ y sincronizar nuestras partidas con google play games, y, nunca está de más decirlo, es compatible con el mando Moga Controller, por si quieres convertir tu Android en una videoconsola portátil.

Imagen

Respecto al Asphalt 7 es notable un aumento de la dificultad, así como de la acción y la diversión; y un pequeño detalle que quizá parezca insignificante: los coches se ven un poco más pequeños para dejar más espacio el la pantalla al entorno, algo apenas perceptible.

En definitiva, un juego con el que podremos pasar largos ratos de entretenimiento y diversión a cambio de unos casi ínfimos 90 céntimos, lo único que se me ocurre decir ahora es que sin duda merece la pena y no te arrepentirás si lo compras. Si siguen así, la franquicia Asphalt se va a colocar en un lugar de referencia en el género de juegos de carreras para dispositivos móviles, aunque la competencia es dura, y ni EA con su saga nfs (esperando la versión Android de “Rivals”) ni Firemonkeys con su Real Racing 3 se lo van a poner fácil.

Descárgalo en:

Google Play https://play.google.com/store/apps/details?id=com.gameloft.android.ANMP.GloftA8HM&hl=es

Apple AppStore: https://itunes.apple.com/es/app/asphalt-8-airborne/id610391947?l=en&mt=8

Cualquier duda que tengáis sobre el juego, sobre algo relacionado con él o sobre este blog en general podéis dejarla en los comentarios, o tambien podéis comentar para decir “Hola” si no se os ocurre nada mejor….

MOTOROLA MOTO X, O CÓMO DEBERÍAN PROGRESAR LOS SMARTPHONES

Posted on

Imagen

 

Sin duda la presentación del Motorola Moto X, antes conocido y rumoreado como Motorola X Phone, ha sido uno de los acontecimientos que más han llamado la atención a los más geeks de Android, ya que se tenían muchas esperanzas depositadas en este proyecto, había muchas espectativas de que se convirtiera en el mejor de los smartphones con Android y que sería un rival que haría temblar al iPhone; y nos ha decepcionado…o no.

Puede que el hardware no sea el más potente, ni la pantalla la de mayor resolución, ni tiene el procesador de más núcleos o con la mayor frecuencia, ni la cámara con más megapíxeles. No tiene nada de eso, pero la pregunta es: ¿de verdad es necesario todo eso para ofrecer la mejor experiencia Android nunca vista?

La verdad es que deberíamos pararnos a pensar en lo que de verdad importa, o nos importa, de un smartphone. El moto X está intentando poner fin a la ridícula carrera en la que se ven inmersos los fabricantes, una carrera en la que nos venden cifras, en la que quien tiene la pantalla más grande es mejor, en la que no hay límite para los núcleos del procesador, una carrera por el absurdo.

El moto X intenta demostrarnos que no hace falta una resolución fullHD para que una pantalla de 4,7 pulgadas se vea estupendamente bien (siempre habrá quien diga que distingue entre 320ppp y 400ppp, pero nunca sabremos si dice la verdad), y es que a partir de la comunmente llamada resolución retina, lo único que conseguimos con más píxeles en la pantalla es ralentizar y sobrecargar el funcionamiento del procesador.

También nos demuestra que lo importante no es el número de núcleos de un procesador, sino como se gestionan y a que se dedican esos núcleos: el Moto X equipa un procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro dual-core a 1,7 Ghz (oh, no! un smartphone gama alta con procesador dual core y que además funciona fluido y sin lag!!) al que motorola a añadido un procesador independiente para la síntesis de voz y otro para gestionar los sensores.

Con todo ello se consigue un teléfono que te escucha en todo momento (puedes despertarlo simplemente pronunciando “ok google now”) y con un nuevo y avanzado sistema de notificaciones en pantalla, que no por ello gasta demasiada batería. Es decir, conseguimos un teléfono inteligente un poco más inteligente.

Otro ejemplo de ello es su cámara, que con 10 Mpx y un buen software dedicado a sacarles el máximo partido consigue resultados sorprendentes.

En este sentido parece que Google y Motorola sí que han puesto a Apple en el punto de mira, tratando de aprender de su oponente para poder vencerle, ya que el iPhone últimamente se ha caracterizado por no vender cifras, sino una experiencia de usuario limpia, simple y muy rápida, un teléfono no potente pero sí efectivo. Y en este espejo se ha mirado Motorola para desarrollar el Moto X, un smartphone que por hardware podríamos considerar de gama media pero sin embargo se vende como gama alta, al precio de un gama alta. Si echamos un vistazo a las ventas de Apple, parece que esto no importa demasiado al cliente tipo de un iPhone, ya que no busca especificaciones punteras, sino un teléfono de calidad que haga lo que le pides en cuanto se lo pides, que te distraiga poco y no comprometa tu productividad.

Motorola también ha hecho los deberes en lo que a calidad y materiales se refiere, pero poniendo especial atención a algo que a Apple se le suele olvidar, y la principal razón por la que Android es tan querido y especial, y a su vez tan distinto de iOS, la personalización. Y es que la carcasa trasera del Moto X la podemos pedir casi en cualquier acabado que se nos ocurra, y además podemos personalizar cosas como el anillo de la cámara e incluso pedirlo con un grabado personalizado en la parte trasera.

Imagen

 

En definitiva, podemos decir que este Moto X se acerca a lo que busca un cliente de Apple, aunque sin traicionar demasiado los principios de Android, con una pantalla amplia y cómoda pero que no penaliza la portabilidad del equipo. Un smartphone elegante y ergonómico que hará las delicias de más de uno.

Visto esto, está claro el cometido que Google le ha encomendado a este Moto X: parecerse al iPhone para robarle cuota de mercado a este teléfono en EEUU, uno de los únicos sitios en los que Apple no ha sucumbido al dominio de Android.

Aunque sospecho que a los más puristas de Android seguramente les gustará más el próximo Nexus 5, que según los rumores será tambien fabricado por Motorola, y a un precio más o menos contenido, como nos tiene acostumbrados Google desde el Nexus 4.

ENCUESTA STARK IN TECH

Posted on

Con el objetivo de descubrir cuál es para vosotros el mejor smartphone de lo que va de 2013, os he preparado esta encuesta en la que podréis votar con total libertad vuestras preferencias. Al acabar Junio publicaré un post-resumen acerca del smartphone ganador de nuestra encuesta. Vota y hazte oír en Stark In Tech #starkintech.

¿QUÉ SMARTPHONE COMPRAR? PARTE 2: EL LADO CRISTALINO DE LA FUERZA

Posted on Actualizado enn

Imagen

En la parte 1 de esta macrocomparativa sobre el mejor smartphone Android que podemos comprar os hablaba de los que son por prestaciones los dos tope de gama del mercado. Pues bien, hoy paso a hablaros de otros dos que, si bien no son lo mejor de lo mejor, siguen estando bastante cerca; se trata del LG Nexus 4 y del Sony Xperia Z.

HISTORIAS DIFERENTES

El Nexus 4 representa la cuarta generación de la gama Nexus, creada por Google a principios de 2010 con el objetivo de presentar al público un smartphone con una experiencia nativa de Google, sin capa de personalización alguna. Los predecesores del terminal de LG fueron, por orden de aparición, el HTC Nexus One (enero 2010 presentando al mundo Android 2.1 Eclair y 2.2 Froyo), el Samsung Nexus S (diciembre 2010, primer smartphone con Android 2.3 Gingerbread) y el Samsung Galaxy Nexus (2011, presentando el novedoso cambio de diseño de Android 4.0)

El modelo de Sony representa la culminación de su gama Xperia y es el primer smartphone de la marca japonesa en incorporar un procesador de cuatro núcleos. La gente de Sony nos tiene acostumbrados a presentar dos tope de gama por año (como ya hicieron en 2012 con el Xperia S y Xperia T), así que podríamos esperar su relevo para la segunda mitad del año.

HARDWARE

En mi cruzada por hacer comparativas lo más justas posibles, de nuevo me encuentro comparando dos terminales tan parecidos a nivel de hardware que llevan el mismo procesador; en este caso se trata del ya famoso Qualcomm Snapdragon S4 Pro, que si bien no ofrece el impresionante rendimiento de las nuevas generaciones de procesadores 600, sigue siendo un procesador que ofrece muy buenos resultados. Cuenta con 4 núcleos Krait a 1,5 Ghz y GPU Adreno 320.

En cuanto a la memoria RAM, ambos dispositivos cuentan con 2 GB para mover todo el sistema y aplicaciones con bastante facilidad.

En el apartado de almacenamiento encontramos versiones de 8 y 16 GB para el Nexus 4 sin posibilidad de ampliación mediante tarjetas micro sd; y 16GB más ranura micro sd para el Xperia Z.

En el apartado de conectividad ambos son bastante completos con GPS, GLONASS, Bluetooth y demás características que se le suponen a un gama alta. Sin embargo cabe mencionar que, por alguna extraña razón que escapa a mi entendimiento, el terminal de Google no es compatible con redes LTE, las cuales están empezando a proliferar también en España.

Como añadido, decir que según parece al Nexus 4 no se le dan demasiado bien los Benchmarks, superando con bastante dificultad los 5000 puntos en el famoso Quadrant Standard, en el que el Xperia Z se acerca sin miedo a los 8000 puntos. No obstante hay que decir que estas pruebas de rendimiento no siempre son fiables y que la velocidad con la que un terminal reacciona o mueve el sistema operativo no siempre depende de estos.

CÁMARA

En este aspecto el terminal del Sony tenemos el conocidísimo sensor Exmor RS de 13 megapíxeles que también emplea el Samsung Galaxy S4….y que en el terminal coreano ofrece un mayor rendimiento. Es extraño que la propia Sony, que es la que fabrica los sensores y de la que se esperan los mejores resultados, no se esmere demasiado en el software de procesamiento de la cámara, desaprovechando algo de calidad. No obstante, la calidad de las fotografías es bastante buena y supera con creces a la del Nexus 4.

Imagen

El Nexus, por su parte, recurre a un sensor de 8 megapíxeles, el estandar de la gama alta…el año pasado.No obstante hay que recordar que este terminal se puso a la venta en noviembre de 2012, aunque no vimos stock estable en nuestro país hasta bien entrado Febrero del presente año, más o menos la fecha en la que se presentaba el smartphone de Sony. Además, la cámara de este Nexus 4 no salió bien parada ni al compararla con la gama alta del 2012, donde terminales como el HTC One X o el Sony Xperia T conseguían mejores resultados.

Imagen

Quizá lo más destacable de la interfaz de cámara del Nexus, al igual que la de cualquier otro dispositivo con Android puro en su versión 4.2.2 es la posibilidad de tomar fotos esféricas en una especie de panorámica en tres dimensiones que después podremos ver en Google+ y desplazarnos por la imagen en algo similar al Street Viewer de Google Maps.

SOFTWARE

Aquí llegamos a un punto en el que el Xperia Z no tiene nada que hacer contra el temible Nexus 4. La personalización de Sony no es muy intrusiva, pero tampoco aporta nada nuevo a la interfaz de android nativo salvo un control de energía en la barra de notificaciones y unos widgets flotantes que se pueden añadir desde el menú de multitarea.

La versión de Android que fluye por el interior del Xperia es Android 4.1.2 Jelly Bean, una versión algo desfasada para lo que se supone como la gama más alta de Sony. Hay rumores de actualización a Android 4.2.2 más pronto que tarde, pero me temo que ahí su insulsa capa de personalización no va a ayudar.

Con el Nexus, por el contario, no tendremos ese problema, ya que dispondremos de una experiencia de uno de Android puro, sin ningún tipo de capa de personalización que ralentice el funcionamiento del dispositivo o entorpezca la curva de aprendizaje para hacerse con el funcionamiento del smartphone. Además, dispondremos de actualizaciones garantizadas por Google al menos durante 2 años o los que permita el hardware, así que podemos asegurarnos de que seremos los primeros en recibir la próxima versión del sistema operativo de Google.

En este aspecto debo decir que no entiendo demasiado las cada vez menos necesarias capas de personalización impuestas por los fabricantes: en las primeras versiones de Android eran casi imprescindibles, pero ahora este sistema operativo ha llegado a unos niveles de madurez y estabilidad que las hace completamente innecesarias. Entiendo que los fabricantes quieran diferenciar sus smartphones del resto, pero a veces el precio a pagar es demasiado alto (peor rendimiento, menos actualzaciones…)

PANTALLA Y MULTIMEDIA

xperia-z-features-display-hdtv-1240x7001-e9671f40d2f4bbc3041454e0cb2bc4e8-620x350

El Xperia Z cuenta con una pantalla de 5 pulgadas y resolución 1080p (443ppi) con tecnología TFT Bravia Mobile Engine 2, protegida con DragonTrail, que se ve bastante bien, quizá pecando un poco de unos ángulos de visión no tan conseguidos como los de las pantallas LCD o Super Amoled.

nexus4-blanco-portada

El Nexus 4 por su parte cuenta con un display de 4,7 pulgadas y resolución 720p, lo que arroja una densidad de píxeles de 320 ppi, como ya he dicho en otra ocasión, más que suficiente para que el panel TrueIPS se vea de fábula, mostrando unos colores muy naturales.

Ambos introducen la botonera propia de Android dentro de la propia pantalla, con lo que se desaprovecha algo de espacio.

En cuanto al apartado multimedia, ambos tienen sus pegas, como el sonido de los altavoces, que en el Nexus 4 queda taponado al colocarlo sobre una superficie plana (aunque Google ya introdujo alguna mejora en la última hornada de dispositivos para mejorar esta situación); y en el Xperia el altavoz está situado en el lateral inferior derecho, lugar que hace que lo taponemos con la mano al sostenerlo.

MATERIALES Y CONSTRUCCIÓN

En este momento entenderéis el título del artículo, y es que ambos dispositivos están construidos en cristal, exceptuando la zona del lateral,donde ambos emplean un plástico de tacto gomoso para favorecer el agarre cuando sostenemos el terminal en nuestras manos.

sony-xperia-z-imagen-02

Sin embargo hay una gran diferencia entre estos dos dispositivos: el Xperia Z es resistente al agua y al polvo, con el certificado IP 55/57 que garantiza que “El objeto debe soportar sin filtración alguna la inmersión completa a 1 metro durante 30 minutos.” (esto es lo que quiere decir el 7 del segundo dígito). Este puede ser un factor altamente decisivo para alguien que necesite un terminal resistente para un día a día en el que el terminal pudiese acabar sumergido de alguna manera).

El único gran defecto que puedo sacarle al terminal de Sony en el apartado de diseño (que es muy elegante y sofisticado, todo sea dicho) es que a pesar de que es un terminal muy fino (7,6mm), quizá sea demasiado grande si lo comparamos con otros terminales con diagonales de pantalla semejantes (los bordes tan rectos no ayudan a disimular esa sensación) y algo pesado, rozando los 150 gramos de peso. Es cierto que el acabado es bastante premium, pero no entrará en según que bolsillos, y no sólo por su precio.

El Nexus 4 se beneficia en este aspecto de una pantalla de menor diagonal para conseguir unas dimensiones algo más reducidas (prácticamente calcadas a las de un S3 o un One X), y aunque su grosor es mayor (9,1 mm), es bastante más manejable y ligero (135 gramos).

nexus-4-analisis

BATERÍA

El tema de la duración de la batería genera bastante controversia, y yo ,e lo suelo saltar porque la mayoría de los smartphones de hoy en día están en la media de un día de uso normal-moderado.

En el caso del Xperia Z me gustaría destacar el Modo Stamina, un programa de ahorro de energía de la marca nipona con el que parece que han acertado bastante, ya que parece que sí logra ahorrar bastante batería y frenar muchísimo el consumo de energía del dispositivo con la pantalla apagada.

La batería del Nexus 4 es de 2100 mAh, mientras que la del Sony es de 2400 mAh, pero tiene que mover una pantalla mayor con una mayor resolución.

CONCLUSIONES

EL NEXUS 4 ES MEJOR SI…

Google-nexus-4

_Buscamos un rendimiento fluido y rápido

_Buscamos una integración perfecta entre software y hardware.

_Nos importan las actualizaciones y siempre queremos tener la última versión de Android

_Queremos un smartphone equilibrado y a un precio medianamente asequible.

_Queremos disfrutar de forma óptima de todos los servicios de Google.

Precio: 299/350 euros (8/16 GB) (Google Play)

EL XPERIA Z ES MEJOR SI…

SonyXperiaZ

_Buscamos un smartphone resistente al agua.

_Queremos una pantalla más grande que la del Nexus y a 1080p

_Nos gusta la elegancia de las aristas rectas del diseño de Sony y el acabado, con ese contenido grosor de 7,6 mm.

_Queremos una cámara de fotos en condiciones con un sensor de calidad.

_Queremos una mayor integración con otros dispositivos Sony que tengamos por casa (televisor, PS3) o disfrutar de servicios exclusivos como Music Unlimited o Play Station Mobile.

Precio: 500 euros (amazon)

En esta comparativa el precio es un factor demasiado decisivo que junto a la versión del sistema operativo y las actualizaciones aseguradas hace inclinarse la balanza hacia el lado del Nexus 4. No obstante, el terminal de Sony es un teléfono muy competente por un precio algo inferior al del resto de la gama alta de 2013 como el HTC One o el Samsung Galaxy S4.

Esto es todo por hoy. Si os ha gustado, atentos a la siguiente entrega de esta comparativa aquí, en Stark  In Tech.