moto x

GOOGLE VENDE MOTOROLA A LENOVO, CLAVES Y CONSECUENCIAS

Posted on Actualizado enn

Imagen

Sin duda nos encontramos ante la noticia del día: tras confirmarse los rumores que se venían propagando por la red desde la tarde de ayer, motorola a vuelto a la primera página de las publicaciones tecnológicas de medio mundo. Pero esta vez no lo ha hecho por fabricar un terminal espléndido y competente como el moto g, sino por lo que se ha hecho con ella. Tras adquirirla en 2011 por 12500 millones de dólares estadounidenses, Google ha decidido deshacerse de la mítica firma americana, vendiéndola a lenovo por 3000 millones de dólares, cantidad que a priori nos parece risoriamente baja teniendo en cuenta lo que costó, ademas de las pérdidas que haya podido dejar su mantenimiento y renovación en la empresa de la gran g.

La compra de Motorola Mobility fue noticia por convertirse en la inversión más grande de Google hasta la fecha. La clave de esta compra residía sin embargo en las patentes más que en el hardware, ya que Google aseguró que Motorola no tendría prioridad frente al resto de fabricantes. No obstante esta maniobra no hizo mucha gracia a gigantes del sector como Samsung o Sony, que temían un supuesto Nexus de Motorola monopolizando las ventas.

Lo que todo el mundo se pregunta ahora es: ¿qué lleva a Google a vender una empresa de reciente adquisición y gran reputación global perdiendo nada menos que 9000 millones de dólares en el proceso?

Llegados a este punto hemos de matizar un par de aspectos de la transición que acaba de realizarse: en primer lugar, Google conservará la mayor parte de las patentes de Motorola, que no son pocas, para asegurarse de proteger a Android de demandas y juicios; también conservará la división de inteligencia de Motorola, lo que incluye el proyecto Ara (un prometedor concepto de smartphone por piezas). Por otro lado cabe remarcar que Google ya había vendido otras partes de Motorola, como Motorola Home, que cambió de manos en 2012 por 2300 millones de dólares, por lo que en realidad las pérdidas no son tantas como se podría pensar, pero aún y así las cerca de 20000 patentes de Motorola le han salido a Google bastante caras.

A partir de aquí, lo oficial, comienzan a surgir toda clase de teorías, rumores y conspiraciones en la mente de analistas y usuarios para poder entender este extraño movimiento de los chicos de Mountain View.

TEORÍAS, CONSPIRACIONES Y DEMÁS

Parece que la teoría que goza de más aceptación es la de la presión ejercida por el resto de fabricantes, entre ellos Samsung, que se han ido distanciando de Google y pensando en alternativas menos viables pero igualmente válidas como Tizen, ya que a los fabricantes de Android no les hace ni pizca de gracia smartphones como el moto g, un terminal capaz de humillar a buques insignia que cuestan tres veces más, o el propio Nexus 5, que ofrece prestaciones punteras a mitad de precio. Es probable que avisos como Magazine UX y su alejamiento de la apariencia Android stock hayan hecho que Google se preocupe. Con esta teoría encajarían los rumores de que Google y Samsung han firmado una tregua de 10 años en sus litigios legales, y de que Samsung está pensando en un Touchwiz más liviano y similar al Google exerience, elminando algunas de sus apps que duplican los servicios de Google.

Otra teoría podría ser que Google simplemente no necesite a Motorola y se ha querido deshacer de una empresa que sólo le provocaba pérdidas. Las informaciones relativas a la desaparición de la gama nexus y su reemplazo por los google edition vendrían a confirmar esta teoría, aunque desde Starkintech lamentaría profundamente una decisión como esta, ya que desde mi punto de vista son terminales magníficos que dan al usuario más purista de android lo que quiere y puede necesitar a un precio reducido, al tiempo que hacen que se estabilice el mercado de precios de smartphone, que se estaba acercando peligrosamente a los 800 euros para las gamas más altas.

Sea como fuere, lo cierto es que esta noticia ha ocasionado la sorpresa y el enfado de muchos usuarios, que ven en esta transferencia una traición al ver como Google ha acabado vendiendo una de las compañías americanas con más carisma de la historia a una empresa china como Lenovo, que podría ser la gran beneficiada de todo este asunto o incluso fabricar el próximo Nexus.

Además, quedan varias preguntas por responder a los usuarios: ¿qué pasará ahora con el moto x y el moto g? ¿seguirán teniendo soporte de Google?, ¿cómo se comportará Lenovo de cara al servicio técnico? De momento Google intenta contentarnos con un escueto “en Lenovo estará en mejores manos”, pero las incógnitas siguen en el aire.

Anuncios

MOTOROLA MOTO X, O CÓMO DEBERÍAN PROGRESAR LOS SMARTPHONES

Posted on

Imagen

 

Sin duda la presentación del Motorola Moto X, antes conocido y rumoreado como Motorola X Phone, ha sido uno de los acontecimientos que más han llamado la atención a los más geeks de Android, ya que se tenían muchas esperanzas depositadas en este proyecto, había muchas espectativas de que se convirtiera en el mejor de los smartphones con Android y que sería un rival que haría temblar al iPhone; y nos ha decepcionado…o no.

Puede que el hardware no sea el más potente, ni la pantalla la de mayor resolución, ni tiene el procesador de más núcleos o con la mayor frecuencia, ni la cámara con más megapíxeles. No tiene nada de eso, pero la pregunta es: ¿de verdad es necesario todo eso para ofrecer la mejor experiencia Android nunca vista?

La verdad es que deberíamos pararnos a pensar en lo que de verdad importa, o nos importa, de un smartphone. El moto X está intentando poner fin a la ridícula carrera en la que se ven inmersos los fabricantes, una carrera en la que nos venden cifras, en la que quien tiene la pantalla más grande es mejor, en la que no hay límite para los núcleos del procesador, una carrera por el absurdo.

El moto X intenta demostrarnos que no hace falta una resolución fullHD para que una pantalla de 4,7 pulgadas se vea estupendamente bien (siempre habrá quien diga que distingue entre 320ppp y 400ppp, pero nunca sabremos si dice la verdad), y es que a partir de la comunmente llamada resolución retina, lo único que conseguimos con más píxeles en la pantalla es ralentizar y sobrecargar el funcionamiento del procesador.

También nos demuestra que lo importante no es el número de núcleos de un procesador, sino como se gestionan y a que se dedican esos núcleos: el Moto X equipa un procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro dual-core a 1,7 Ghz (oh, no! un smartphone gama alta con procesador dual core y que además funciona fluido y sin lag!!) al que motorola a añadido un procesador independiente para la síntesis de voz y otro para gestionar los sensores.

Con todo ello se consigue un teléfono que te escucha en todo momento (puedes despertarlo simplemente pronunciando “ok google now”) y con un nuevo y avanzado sistema de notificaciones en pantalla, que no por ello gasta demasiada batería. Es decir, conseguimos un teléfono inteligente un poco más inteligente.

Otro ejemplo de ello es su cámara, que con 10 Mpx y un buen software dedicado a sacarles el máximo partido consigue resultados sorprendentes.

En este sentido parece que Google y Motorola sí que han puesto a Apple en el punto de mira, tratando de aprender de su oponente para poder vencerle, ya que el iPhone últimamente se ha caracterizado por no vender cifras, sino una experiencia de usuario limpia, simple y muy rápida, un teléfono no potente pero sí efectivo. Y en este espejo se ha mirado Motorola para desarrollar el Moto X, un smartphone que por hardware podríamos considerar de gama media pero sin embargo se vende como gama alta, al precio de un gama alta. Si echamos un vistazo a las ventas de Apple, parece que esto no importa demasiado al cliente tipo de un iPhone, ya que no busca especificaciones punteras, sino un teléfono de calidad que haga lo que le pides en cuanto se lo pides, que te distraiga poco y no comprometa tu productividad.

Motorola también ha hecho los deberes en lo que a calidad y materiales se refiere, pero poniendo especial atención a algo que a Apple se le suele olvidar, y la principal razón por la que Android es tan querido y especial, y a su vez tan distinto de iOS, la personalización. Y es que la carcasa trasera del Moto X la podemos pedir casi en cualquier acabado que se nos ocurra, y además podemos personalizar cosas como el anillo de la cámara e incluso pedirlo con un grabado personalizado en la parte trasera.

Imagen

 

En definitiva, podemos decir que este Moto X se acerca a lo que busca un cliente de Apple, aunque sin traicionar demasiado los principios de Android, con una pantalla amplia y cómoda pero que no penaliza la portabilidad del equipo. Un smartphone elegante y ergonómico que hará las delicias de más de uno.

Visto esto, está claro el cometido que Google le ha encomendado a este Moto X: parecerse al iPhone para robarle cuota de mercado a este teléfono en EEUU, uno de los únicos sitios en los que Apple no ha sucumbido al dominio de Android.

Aunque sospecho que a los más puristas de Android seguramente les gustará más el próximo Nexus 5, que según los rumores será tambien fabricado por Motorola, y a un precio más o menos contenido, como nos tiene acostumbrados Google desde el Nexus 4.